La muestra, compuesta por 70 fotografías pretende sensibilizar a la población madrileña sobre la problemática de las enfermedades raras en la vida de las familias.